Preparar el parto

Síntomas del preparto

Existen una serie de signos que caracterizan la etapa previa al parto, aunque no siempre son evidentes ni todas las mujeres los experimentan de la misma forma. Los síntomas del preparto son los siguientes.

Síntomas preparto

 

Pérdida del tapón mucoso

Aunque la pérdida del tapón mucoso se suele englobar dentro de los síntomas de parto, lo cierto es que ésta se puede producir hasta dos o tres semanas antes de dar a luz. Lo reconocerás porque expulsarás un flujo blanquecino y denso que puede ir manchado ligeramente de sangre.

Cambios en el flujo vaginal

Las secreciones vaginales pueden aumentar o variar durante el preparto. El flujo tiende a ser más abundante y más espeso.

Encajamiento del bebé

Síntomas prepartoEn las últimas semanas del embarazo, el bebé desciende ligeramente en tu vientre y se va colocando para nacer. Este síntoma del preparto es lo que se conoce como encajamiento, que va acompañado de una posible reducción de los movimientos del bebé.

Presión en la pelvis y el recto

Este síntoma está directamente relacionado con el encajamiento. El descenso del bebé hacia el canal de parto provoca una ligera presión en la pelvis y el recto, a la vez que mejora la presión que antes se podía sentir en las costillas así como la dificultad para respirar. Puede que notes ganas de orinar con más frecuencia, e incluso diarrea.

Contracciones de Braxton Hicks

Síntomas preparto: contracciones Braxton HicksLas contracciones Braxton Hicks son contracciones uterinas esporádicas que puedes comenzar a percibir pasada la mitad del embarazo. Durante el preparto (aproximadamente cuando falten un par de semanas para la fecha de parto) estas contracciones tienden a aparecer más seguidas y se hacen más intensas, llegando incluso a ser dolorosas.

Borrado del cuello del útero

A causa de las contracciones Braxton Hicks que se dan durante el preparto, el cuello del útero puede empezar a madurar, ablandarse y acortarse, llegando incluso a provocar una ligera dilatación. Es lo que se conoce como borrado del cuello del útero o del cérvix.

Instinto de anidamiento

A medida que se acerca la fecha del parto, puede que experimentes un impulso de poner en orden las cosas para la llegada del bebé y de tener todo organizado. Este aumento en tu nivel de actividad es lo que se conoce como instinto de anidamiento o anidación, que tiene un componente tanto biológico (las hembras de otras especies animales presentan patrones similares) como emocional.

Forgot your details?