Parto por cesárea: riesgos

Una cesárea no deja de ser una cirugía abdominal importante, y por eso presenta más riesgos que el parto vaginal. Las mujeres que dan a luz mediante cesárea son más propensas a tener infección, hemorragias intensas, coágulos de sangre, más dolor después del parto y una recuperación más prolongada.

Riesgos de una cesárea

Cuáles son los efectos de una cesárea para la madre y para el bebé

Debes ser consciente de la práctica de esta cirugía, existen ciertos casos en los que se recomienda la cesárea, sin embargo, en los últimos años existe un aumento notable de este tipo de intervenciones. Antes que nada debes saber que un parto por cesárea es necesario y ayuda a salvar vidas en la mayoría de ocasiones, pero no en todos está justificada.

Además, las lesiones en la vejiga o en el intestino, aunque no son muy frecuentes, si son más comunes tras este tipo de intervención.


El nacimiento mediante la cesárea se asocia a un mayor riesgos de padecer alergias, asmas y alternaciones inmunológicas. Así como un mayor riesgo de tener obesidad y sobrepeso.

También hay que tener en cuenta, si planeas tener más hijos, que cada cesárea que te hagan aumenta el riesgo de que desarrolles placenta previa en futuros embarazos.

Otro de los riesgos de la cesárea que no debes pasar por alto es que la recuperación de la cesárea es mucho más lenta que la de un parto vaginal, y a largo plazo pueden surgir complicaciones tanto en el útero como en los músculos abdominales.

No obstante, no siempre se puede — o se debería — evitar una cesárea. En algunas circunstancias, la cesárea es lo mejor que puedes hacer, por tu propio bien o el de tu bebé.

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account