El dolor en el parto

Controlar el dolor del parto: el método Bradley

El método Bradley es otra de las técnicas utilizadas frecuentemente en los partos naturales. Esta técnica de preparación al parto, pone el énfasis en un enfoque natural del nacimiento y en la participación activa del padre del bebé como asistente del parto. El padre debe ayudar a la madre a relajarse recordándole repetidamente que relaje diferentes partes del cuerpo, masajeándola y tocándola de la forma que él sabe la relaja y arreglando las almohadas para mantenerla en una posición semisentada.

Lyubov Levitskaya || Shutterstock

Importancia de la técnica Bradley para la preparación al parto

El dolor del parto es uno de los grandes miedos de las mujeres embarazadas, desde hace muchos años se estudia la manera de disminuir el dolor del trabajo de parto y cómo concentrarse en la respiración durante el nacimiento del bebé. Uno de los métodos más extendidos es el la técnica Bradley o el parto asistido por el padre. En este tipo de parto el padre cobra un mayor protagonismo. Mediante el método Bradley los padres aprenden a ser responsables de sus decisiones.

En esta técnica tiene una gran relevancia la relajación para el alivio del dolor, que las parejas practican a diario antes del parto, de modo que cuando llega el momento de dar a luz la mujer adquiere la relajación necesaria condicionada a la voz y el tacto de su pareja.



Después del parto, se hace hincapié en el amamantamiento inmediato y el contacto constante entre los padres y el bebé.

Un objetivo importante de este método además es evitar toda medicación que no sea absolutamente imprescindible. El método Bradley también se centra en la buena nutrición y el ejercicio durante el embarazo, así como en las técnicas de relajación y de respiración profunda durante el trabajo de parto. Si bien el método Bradley recomienda vivir el parto sin medicación, las clases también preparan a los padres para complicaciones o situaciones inesperadas, como una cesárea o un parto de emergencia.

Según Bradley serían las seis necesidades de la parturienta: la relajación profunda y completa, la respiración abdominal, la soledad en la tranquilidad, la comodidad física, la oscuridad y los ojos cerrados y la aparición del sueño.

Forgot your details?